El corazón habla al corazón, apuntes de una guía

Con motivo de la canonización del Cardenal Newman, durante el mes de octubre hubo una exposición itinerante en la Universidad Francisco de Vitoria para acercarnos su vida y pensamiento. También se ofrecieron visitas guiadas. María Hernández, becaria del Instituto John Henry Newman, cuenta cómo fueron.

Visita con la Escuela de Liderazgo Universitario

Hacer pases guiados durante el curso no estaba en mis planes, fue algo inesperado, como la mayoría de las cosas interesantes que nos suceden. No conocía demasiado la figura de John Henry Newman, así que durante unas semanas no paré de pensar que no estaba preparada para contarlo bien.

En un intento de remediar la ignorancia, pasé varias veces por la biblioteca. Junto a algún título, el catálogo de la exposición también me acompañaba diariamente en los trayectos desde la universidad a casa. Sin embargo, notaba que seguía sin abarcar la vida de Newman, el Movimiento de Oxford, sus influencias, las diferencias doctrinales entre la fe anglicana y la católica, el contexto del siglo XIX, la jerarquía eclesiástica…

Cada vez que abordaba a Rocío con alguna pregunta sobre estos asuntos, ella restaba importancia a esas dudas y me aseguraba que los paneles ya contenían lo esencial. En ese sentido, me costó fiarme. Solo empecé a comprender su enfoque cuando ella me acompañó a mí en el recorrido de los paneles y a medida en que, a su vez, yo he recibido a otras personas. Es entonces cuando entendí que la clave estaba en hablar de la humanidad de Newman (que, si bien no puede prescindir de su biografía, tampoco implica conocer todos los detalles de esta). Es así porque determinados aspectos de Newman como la amistad, la coherencia o la capacidad de sacrificio sobresalen. No requieren un conocimiento erudito ni ser un experto en la materia. Basta estar alerta y vigilantes a aquello que parece ser valioso para nosotros y que, precisamente, también lo fue para alguien que nació en 1801.

Resulta curioso que a pesar de haber tenido delante un título revelador – “Cor ad cor loquitur”, El corazón habla al corazón– yo me empeñara en buscar accesorios para esta sencillez tan abrumadora y suficiente. Me escandaliza un poco, ¡cuántas veces haremos requiebros a lo evidente sin darnos cuenta!

Los pases guiados han sido sobre todo un acompañamiento mutuo. No se trataba de trasladar un discurso, más bien de abrir espacio a un diálogo en el que todos aportaban. Cada una de las personas me ayudaba a recordar que el asombro puede ser constante. A través de quien escuchaba por primera vez, yo podía redescubrir la belleza del mensaje que estaba en juego. Sí, aunque fuese la tercera vez consecutiva que hacía el itinerario en una misma mañana. De esta forma, se fueron configurando las propias predilecciones en el recorrido. Me gustaba especialmente contar sensibilidad poética de Newman recitando algunos de sus versos o hablar de la heterogeneidad presente en su grupo de amigos para recordar que la verdadera amistad puede surgir entre personas con cultos o inclinaciones políticas distintas. A veces basta con una actitud abierta y honesta para descubrir que lo que nos diferencia del otro es secundario si hay un valor más alto que compartimos y al que damos importancia.

También resultaba conmovedor constatar que Newman, al igual que todos nosotros, era resultado de su tradición y de su contexto más inmediato. Influencia que no rechaza, sino que acoge y estudia a la luz de sus anhelos más profundos para comprobar su autenticidad. En este sentido, Newman es paradigmático.

Susana Sendra, profesora de Humanidades de la Universidad, volvió con sus alumnos a la exposición invitándoles a reflexionar sobre sus referentes vitales. Fue la última visita. ¿Quiénes son modelos para vuestra vida? Porque todos nos miramos en otros para aprender a vivir… -comentó al llegar- Efectivamente, de esto se trata. De identificar ejemplos valiosos y reveladores que nos inspiren a vivir una vida que merezca la pena. Y, ¿quién puede quedar indiferente ante el testimonio de Newman? ¿Quién no querría la libertad de sentirse cautivo de la verdad?

Jornadas #NewmanNow: ¿Qué nos dice Newman a la universidad de hoy?

Con motivo de la canonización de John Henry Newman, José Luis Restán (director editorial de Cope) introdujo las claves para entender el pensamiento y relevancia del legado de uno de los conversos más conocidos de la historia de la Iglesia.

Restán se declaró un apasionado de Newman y afirmó que la aproximación a esta figura y su legado le ayudaba a desbloquear problemas del presente. El periodista destacó que Newman fue un infatigable buscador de la verdad y que esta conforma la gran cuestión de la vida humana. Por ella «apostó todo lo que tenía que apostar» y mantuvo la tensión por conocerla hasta el final de su vida, también dentro de la propia Iglesia católica. Además, conversamos sobre el aporte de la razón a la fe cristiana.

Aquí puedes ver el coloquio con los asistentes.

La conferencia se celebró el pasado 25 de octubre en la Universidad Francisco de Vitoria y ha sido el broche final a las Jornadas Newman Now.

Ensayo | Universidad y persona: una tradición renovada

Las repercusiones del cambio de época que vivimos tanto en la manera de entender a la persona como en el papel social y cultural de la Universidad como institución centenaria, exigen una reflexión renovada. Sólo en el ámbito de una comunidad viva de personas que buscan la Verdad al servicio de la persona y el bien común se pueden poner en diálogo los distintos métodos científicos por un lado, y los hallazgos sobre el conocimiento del conjunto de la realidad por otro.

Sigue leyendo Ensayo | Universidad y persona: una tradición renovada

El sentido de la universidad: una tradición milenaria

Javier Galán 

Dar cuenta del sentido de ser universitario en un escrito de corta extensión, tal y como es éste, no resulta sencillo. Cuando se han escrito innumerables volúmenes sobre una institución con 1000 años de historia, ¿qué más se puede aportar? Supongo que poco o casi nada… Aun así, espero que mis palabras puedan servir de pequeña chispa que incendie la curiosidad del lector que acaba de empezar su andadura en la universidad. Curiosidad por querer indagar más acerca de cuál es el sentido de la universidad, del ser universitario y, de esta manera, pueda vivir con toda la profundidad de la que se sea capaz uno años que, sin duda, marcarán de forma definitiva su ser.

Sigue leyendo El sentido de la universidad: una tradición milenaria

Yo, contigo

Juan Serrano Vicente

Lección Magistral del Prof. Dr. D. Juan Serrano Vicente en la celebración SantoTomás el 26 de enero de 2018 en la Universidad Francisco de Vitoria.

Excelentísimo señor Rector Magnífico, autoridades académicas, muy querida comunidad Universitaria;

Quiero comenzar manifestando mi gratitud por la confianza depositada en mí para dirigir estas palabras, en forma de lección magistral, el día en que celebramos en comunidad la festividad de Santo Tomás. Confianza que espero no defraudar.

Se me ha pedido profundizar en el significado y el sentido de la comunidad en relación con la misión. Y creo que no puede haber comunidad verdadera donde no acontece un encuentro. Pero, ¿qué es concretamente un encuentro y cómo sucede?

Sigue leyendo Yo, contigo

Somos pregunta

Rocío Solís

Hace 20 años, ¡ya de casi todo hace 20 años! Aunque ahora os parezca una exageración, dos pipiolos estudiantes de periodismo entrevistaron al poeta José Hierro en su casa. Tenía una bombona de oxígeno enganchada de compañera desde hacía tiempo pero seguía narrando la vida con una voz profunda y potente. Las preguntas de los estudiantes no eran tan buenas como sus respuestas, pero él, hombre generoso, supo dar buen alimento a aquellos dos muchachos. Y ante una cuestión banal, les contó su historia:

“Cuando era niño y paseaba por la bahía del Sardinero, en Santander, me aburría tremendamente…hasta que un día pensé ‘habrá un momento en el que yo sea mayor, esté agonizando en una cama de hospital y desee con todas mis fuerzas volver a esta bahía a aburrirme’ y eso me cambio. Empecé a pasear por la playa con esa conciencia de disfrutar de aquello que tenía delante sabiendo que dentro de un tiempo lo echaría de menos”.

Sigue leyendo Somos pregunta

La ideología y la vocación

Francesco de Nigris

Se suele decir que las mayores ideologías del siglo pasado han dejado como herencia dos valores que, hoy en día, a muchos sigue costando no contraponer. Me refiero a la justicia y a la libertad. Por justicia se ha ido entendiendo espontáneamente la justicia social, como un conjunto de requisitos que se ha opuesto incansablemente a la libertad, entendida como la posibilidad desenfrenada de enriquecerse de aquellos que, ya poderosos, buscan un ámbito de convivencia donde aumentar la propia fortuna, haciéndose, a costa del más pobre, cada vez más ricos.

Sigue leyendo La ideología y la vocación

Alberto Oliván: ‘La simulación de libertad absoluta conecta con algo muy profundo en nosotros’

Paula Martínez del Mazo / Aaron Cadarso

La industria del videojuego en España genera más dinero que la industria del cine y de la música juntas. A día de hoy, los jugadores pueden crear sus propias experiencias dentro de las distintas plataformas de juego, en las cuales surgen comunidades llenas de (casi) infinitas posibilidades gracias a las nuevas tecnologías. Algunos las llaman mundos paralelos. Sigue leyendo Alberto Oliván: ‘La simulación de libertad absoluta conecta con algo muy profundo en nosotros’

¿Por qué me persigues…?

Ángel Barahona

«Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?  Y él dijo: ¿Quién eres, Señor? Y Él respondió: Yo soy Jesús a quien tú persigues» (Hc 9, 4)

Huyen despavoridos porque son perseguidos…  ¿Quiénes son los perseguidos? Siempre los mismos aunque con distintas acepciones… Armenios, Kurdos, caldeos, judíos, palestinos, mujeres, niños, negros en países de mayorías blancas, o blancos en países de mayorías negras, de izquierdas y de derechas en mayorías de derechas o de izquierdas…. ¿Qué más da?

Víctimas inocentes de una ecuación maldita que la gente atribuye a la necesidad de despejar determinadas incógnitas: causas económicas, políticas, raciales o sexuales… ¡Error monumental!

Sigue leyendo ¿Por qué me persigues…?