Cine inmigrante

Aaron Cadarso

A lo largo de la historia del cine han llegado al público una serie de películas que tratan con gran certeza los miedos y desencuentros de la condición de ser inmigrante o refugiado a causa de las incesantes guerras.

Títulos como “Las tortugas también vuelan”, una de las primeras películas que se rodaron en territorio que meses antes fue víctima de la guerra de Iraq iniciada en 2003, ilustran un mundo equívocamente lejano para el público de occidente. La trama trata sobre un grupo de niños que sobreviven en un campamento de refugiados en el Kurdistán iraquí. Cada una de las historias que se mezclan en la visceral película refleja el desencuentro tormentoso que sufren los niños al verse forzados a afrontar una realidad adulta insoportable.

Sigue leyendo Cine inmigrante

Cine de edificación: cuando el argumento está en la obra

Juan Rubio 

Existe una corriente cinematográfica aleatoria que podríamos llamar “cine de construcción”. A pesar de ser demasiado puntual como para considerarse un subgénero en sí mismo, este grupo de películas tiene un denominador común: la acción dramática siempre gira en torno a la edificación de una gran obra.

Sigue leyendo Cine de edificación: cuando el argumento está en la obra

El superhéroe (del cine) en busca del sentido

Arturo Encinas

Los mitos, de una u otra manera, presentan una idea sobre qué es el heroísmo y quién es el héroe. Lo heroico es la propuesta de humanidad de cada cultura. En el caso del mito del superhéroe, el énfasis en lo heroico es claro desde su mismo enunciado. Ahora bien, ¿qué papel juega el sentido de la existencia en el humanismo superheroico del cine?

Sigue leyendo El superhéroe (del cine) en busca del sentido

¿Quiénes somos para ti?

Francesco de Nigris

Rara vez se produce belleza en una obra cuando no brota de las entrañas de una vida que pretende hacer luz sobre su mayor oscuridad. En la película El árbol de la vida, recientemente proyectada en los cines españoles, su director, Terrence Malick, se abre radicalmente a su vida, se deja asombrar por ella, consigue superar el pudor con la delicadeza de quien sabe hacer de su intimidad la del público. Este tránsito, esta capacidad de hacer otro lo que es íntimamente propio, es lo que llamaría el estilo; y en el estilo, que es la morada del artista, se da la peculiar fruición de la belleza interior de la vida humana.

Sigue leyendo ¿Quiénes somos para ti?