Así fue el curso de verano ‘Amor, belleza y sentido: ¿hay algo más urgente?’

Los pasados días 13 y 14 de junio de 2024, el departamento de Actividades Culturales, el departamento de Humanidades y el Instituto John Henry Newman de la Universidad Francisco de Vitoria (UFV) celebraron un curso de verano de dos días bajo el título ‘Amor, belleza y sentido: ¿hay algo más urgente?‘ en el que 25 alumnos profundizaron en las preguntas por el amor, la belleza y el sentido a través de la cultura y la filosofía. Fueron días de verdadera experiencia universitaria. Aquí puedes ver un breve resumen de estos días:

Las jornadas querían ayudar a los alumnos a reconocer y profundizar en aquellas preguntas que son comunes al corazón de los seres humanos. La sesión poética les ayudó a reconocer en qué momento se encontraban y a seguir trabajando, en diálogo con los profesores de Humanidades, lo que tan bellamente los poetas les ayudaban a identificar.

También pudieron comprender más acerca del amor de la mano del profesor Chema Alejos, quien, a través de preguntas y apelando a la propia experiencia, les ayudó a definir qué es el amor, que no puede darse si no es en lo concreto. 

El visionado de Vida Oculta de Terrence Malick, mostró la búsqueda de sentido de Franz Jägerstätter, objetor de conciencia en la época nazi que no claudicó ante lo que consideraba verdadero como un acto de amor a todos los que le rodeaban. En el cinefórum guiado por el profesor Isidro Catela conversaron sobre cómo la búsqueda del sentido, el amor y la belleza van irremediablemente unidas. 

El segundo día de curso, la visita al Museo del Prado puso la libertad en juego. Tras la explicación de Verónica Berhogaray y Álvaro Rodríguez-Peral de algunas obras que reflejaban bien la temática del curso, los alumnos tuvieron la tarea de elegir una por su cuenta para luego compartirla en la reflexión con Marcelo López Cambronero, director de Formación Humanística en la UFV. El curso concluyó con la visita guiada por Emilio Delgado, arquitecto de la Capilla de la UFV y las conclusiones del P. Florencio Sánchez y Rocío Solís.