La Navidad, algo para cada uno

María Hernández Martínez

Mi padre detesta los regalos de Navidad. Le parece una costumbre insípida y puramente comercial. Está convencido de que siempre se acaba por entregar objetos innecesarios, pero, por no faltar al detalle, cada diciembre me pregunta si me gustaría recibir algo en concreto y me recuerda tajantemente que él no.

El olfato genuino para encontrar un presente adecuado a la persona y al momento que está atravesando no figura entre las muchas virtudes de papá. Estoy acostumbrada a ello. Sin embargo, me incordia especialmente su torpeza para acoger un regalo. Tras retirar el envoltorio, siempre masculla que en realidad solo desea recibir “otro tipo de obsequios” (refiriéndose a los intangibles). Lo entiendo, pero nunca me ha convencido su postura. ¿Son los regalos una distracción de la verdadera esencia de la Navidad? ¿Pueden ayudarnos a poner el acento sobre lo importante?

Sigue leyendo La Navidad, algo para cada uno

Estatua de la ¿libertad?

Javier Rubio Hípola

En Liberty Island, en el puerto de Nueva York, se alza la estatua más colosal del mundo: la estatua de la libertad. Desde allí la Libertad, vestida de diosa romana, alza en su mano derecha una antorcha iluminando el mundo y sostiene una tabla de la justicia en la izquierda, defendiendo la ley y la autodeterminación de los pueblos. Su rostro es sereno, imperturbable, con una gravedad que parece juzgar el mundo violento en el que vivimos y encontrar sus muchas carencias. O simplemente observar indiferente el monótono ir y venir de las vidas de los hombres.

Sigue leyendo Estatua de la ¿libertad?

Cataluña, una aspiración a abrazarlo todo

Ignacio Pou

Es arriesgado tratar de explicar un fenómeno político de masas según un número limitado de causas. Los acontecimientos multitudinarios de los últimos años en Cataluña y, especialmente, de los últimos meses, tiran por tierra cualquier análisis que pretenda reducir el «problema catalán» a una demanda económica, a un simple movimiento de protesta por la corrupción, de mayor «libertad» política, o a un intento encubierto de revolución.

No parece improbable que, pese a la ilusión de homogeneidad que imprimen las banderas, entre los centenares de miles de personas que han salido a la calle haya por lo menos otros tantas otras perspectivas acerca del presente, cada una con sus matices y, a menudo, no compatibles las unas con las otras.

Sigue leyendo Cataluña, una aspiración a abrazarlo todo