La tumba no está vacía,
sino llena de información

Los expertos en el Sudario de Oviedo, Guillermo Heras, Felipe Montero, Alfonso Sánchez y Juan Manuel Miñarro, se reunieron, por primera vez en 30 años, el pasado 11 de febrero en el Aula Magna de la Universidad Francisco de Vitoria, para exponer sus respectivas consideraciones sobre la “tumba vacía” de Jesús de Nazaret y hacer públicos los resultados de su investigación conjunta.

 

Ya el iniciador de los estudios científicos, Monseñor Ricci, le aseguró dos cosas en 1965: que el Sudario es compatible con el Evangelio de Juan y que hay información en consonancia con Turín. “Usted tiene aquí no solo una reliquia, sino un documento arqueológico serio”, le confesaba.