Contribuyendo a la paz

Ester Pascual, coordinadora y mediadora de los encuentros restaurativos entre víctimas y exmiembros de ETA en la experiencia pionera de Nanclares de la Oca. Directora del Grado en Criminología de la Universidad Francisco de Vitoria. 

El ser humano nunca deja de sorprendernos. Lo único que debemos hacer es abrir nuestra mirada. Liberarnos de los miedos, de los prejuicios y de las culpas y mirar ampliamente, esto es, con el corazón. Entonces se descubre otro paisaje. Un paisaje donde se avistan llanuras de esperanza y abrazos imposibles que nacen de una asimetría moral: la de quien de manera voluntaria ejerció la violencia y la de quien de manera involuntaria se convirtió en víctima. Y esa asimetría, que parece insalvable a simple vista, se convierte en diálogo, en escucha, en reconocimiento, en encuentro. Sí. A simple vista son dos extraños enfrentados por la violencia. Pero si ampliamos el foco, si nos alejamos y tomamos distancia la imagen se amplía y entonces lo vemos. Son dos seres humanos capaces de mirarse uno dentro del otro. Son dos seres humanos que van a descubrir la humanidad del otro. Uno a través del arrepentimiento sincero, honesto y profundo. Y el otro a través de la compasión. 

Cuando uno descubre espacios comunes de dolor aflora la esperanza. Conocer al daño causado, narrar el daño sufrido, despejar interrogantes, conocer certezas, aprender otros sufrimientos, nos humaniza. Nos dignifica. Reconocernos en los demás, para reconocernos a nosotros mismos. Aprender a mirar a los otros. Comprender los dolores que nos atan y liberarnos de los odios que nos destruyen. Ampliar la mirada del otro. Esto es la esencia de los encuentros restaurativos y esto es lo que pudimos ver en el Aula Magna de la Universidad Francisco de Vitoria un 15 de marzo de 2023, gracias a la valentía de quienes se atrevieron a organizarlo, de quienes se atrevieron a contarlo, pero sobre todo, de quienes se atrevieron a “mirarlo”.

Esta mirada puede cambiar las cosas. Esta mirada no significa minimizar, ni justificar, ni edulcorar. Esta mirada busca la verdad para que no se olvide lo que no debemos repetir, ni consentir. Esta mirada es la que se necesita en los procesos de paz.

Ester Pascual en la Jornada sobre Justicia Restaurativa del pasado 15 de marzo de 2023
Comparte esta entrada:

También te puede interesar...

¿Bailamos?

Soy pésimo bailarín, excepto cuando doy clase. Sé que el aula no es, propiamente, una pista de baile, pero sí

Leer más